San Pellegrino Fruit Beverages

RASPADO

 

Raspado y croissant: cómo hacer frente al verano italiano

 

Si alguna vez ha estado en verano en Sicilia la escena le será familiar -  por la mañana gente sentada en los bares locales disfrutando de raspado con un croissant para desayunar. En una tierra donde los veranos pueden ser muy calurosos por la mañana, la tradición pide un raspado junto con un croissant caliente, recién hecho, para despertar los sentidos.

 

Esta popular delicia dulce y medio helada, que es medio postre, medio desayuno, a menudo se llama Granita Siciliana, porque como se puede adivinar, es una especialidad de Sicilia.

 

 

Raspado siciliano: una especialidad de orígenes árabes

 

El raspado se remonta a la invasión árabe de Sicilia, cuando los invasores trajeron consigo la receta del sorbete, un raspado aromatizado con jugo de frutas o agua de rosas. A lo largo del tiempo los sicilianos adoptaron la receta prefiriendo los sabores elaborados con productos locales y, naturalmente, los limones se volvieron la opción más natural y popular debido a su abundancia y calidad en la región.

 

Los sabores tradicionales del raspado son limón, almendra, café y chocolate, y aunque cada uno tiene sus propias preferencias, el raspado más popular es sin duda el raspado de limón. Un irresistible sabor dulce, amado por todos, jóvenes y mayores, sobre todo cuando se hace con limones fragantes, madurados al sol del Mediterráneo. Un raspado de limón es un refresco perfecto a cualquier hora del día.

 

Raspado de limón: más que un refresco - un rito

 

En Italia, tierra repleta de tradiciones y ritos, el rito preferido es un raspado al final de una comida de mariscos - es práctica común que los italianos se tomen un raspado de limón para “sciacquare la bocca”, es decir, para limpiarse el paladar. La forma más práctica y deliciosa de terminar una comida y una buena excusa para disfrutar de esta delicia.

 

 

LA NIVARATA, FESTIVAL INTERNACIONAL DE RASPADO SICILIANO 

 

Los sicilianos son muy serios con esto de su raspado, y celebran esta especialidad local con un festival dedicado a esta delicia helada: La Nivarata, el Festival Internacional del raspado siciliano. Atrae a visitantes desde lejos y es una excelente oportunidad para saborear algunos de los auténticos sabores de Sicilia. Asegúrese de hacerlo como un local – descanse de todo durante media hora, y saboree el cremoso sabor fresco que se deshace en la boca, porque un raspado es algo más que un refresco, ¡es un rito!