San Pellegrino Fruit Beverages

Pizza con mortadela

 

Una combinación simple, típicamente italiana, con aromas y un sabor inconfundibles, muy tentadores. La Pizza con mortadela es un clásico fuera del tiempo.

 

ORÍGENES

 

Una simple masa hecha con harina y agua, nada más, el milagro de la levadura y el inconfundible sabor de uno de los embutidos de Italia más famosos en todo el mundo se juntan en la Pizza con mortadela, que no es solo una receta sino una auténtica experiencia mediterránea.
 

Los orígenes de esta receta son legendarios y están envueltos en el misterio, como todos los grandes mitos. Algunos expertos de gastronomía italiana afirman que la mortadela se remonta a la época romana y que su nombre deriva de mortarium, indicando el mortero usado para picar a mano la carne de cerdo.

 

Sin embargo, otros dicen que el nombre de este embutido italiano famoso en todo el mundo deriva de farcimen myrtatum, recordando las bayas de mirto salvaje con que se aromatiza la carne de cerdo. Pero fue solo en el siglo XIX que se empezó a producir la mortadela en grandes cantidades, en gran parte destinada a la exportación.

 

La Mortadela (también conocida como Bolonia, de la ciudad donde se produce), está hecha con partes selectas del cerdo, especias, granos de pimienta y pistachos, el anacardo típico procedentes de Bronte en Sicilia.

 

Juntados los ingredientes, el embutido de mortadela se cuece en hornos especiales con aire seco durante un periodo de tiempo que puede variar entre unas pocas horas y varios días. 

INGREDIENTES

 

  • 300 g de harina
  • 1/2 cubito de levadura de cerveza
  • 160 ml de agua
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 5 g de azúcar
  • 5 g de sal
  • 150 g de mortadela con pistachos 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RECETA

 

Puesto que la mortadela tiene un sabor fuerte, la pizza blanca que la acompaña es sencilla y auténtica, para destacar el sabor de este delicioso embutido.

 

 

PREPARACIÓN

 

Poner la harina, el agua y la levadura en un recipiente y mezclar enérgicamente. Añadir el aceite, la sal y el azúcar, continuando a amasar hasta que la masa quede elástica, lisa y uniforme.

Cubrir la masa con un paño limpio y seco y dejar leudar durante 8 horas. Terminado el tiempo de leudado, untar una bandeja de horno con un chorrito de aceite y estirar a mano la masa para extenderla sobre la bandeja.

Condimentar la pizza con sal gruesa, aceite de oliva virgen extra y hornear durante 20 minutos en el horno precalentado a 250°C. Retirar la pizza del horno y cortarla por la mitad, rellenando con lonchas de mortadela cortada fina.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

En realidad, fue debido a la popularidad de la mortadela que un mecánico muy joven, llamado Luigi Giusti, inventó la cortadora en lonchas el 5 de mayo de 1873.

Era una máquina extremadamente innovadora para su época, que permitía cortar en lonchas todo tipo de embutido con gran facilidad.