San Pellegrino Fruit Beverages

GNOCCO FRITTO

 

El Gnocco Fritto es uno de los platos tradicionales italianos que ha hecho historia, incluso fuera de Italia. Ligero y crujiente el gnocco fritto es ideal para acompañar lonchas de embutidos y quesos de todo tipo. El gnocco fritto es mucho más que una simple alternativa al pan; en efecto, es ideal para acompañar aperitivos y cenas informales, ¡combinando sabor y facilidad!

 

ORÍGENES

 

El gnocco fritto es un plato típico italiano que se hace con muy pocos ingredientes simples. Con harina, manteca, levadura y sal, se hacen unos pequeños rectángulos que, fritos, son ideales para servir con los mejores fiambres y quesos italianos. Y como sucede con muchas otras recetas de la cocina tradicional italiana, cada región tiene su propia forma de hacer el gnocco fritto, también conocido como Crescentina o Torta Fritta, dependiendo de la provincia.

 

La historia del gnocco fritto comenzó en la época Lombarda, cuando la manteca era un ingrediente fácilmente disponible; es el ingrediente principal de esta receta y consiste en grasa de cerdo fundida, útil para freír alimentos como alternativa al más clásico aceite de oliva. Hasta mediados del siglo XX, el gnocco fritto fue la comida callejera más popular en las fiestas populares de Italia, además de ser un plato corriente para el almuerzo de los campesinos.

INGREDIENTES

 

  • 500 g de harina "00"
  • 80 g de manteca de cerdo
  • 10 g de sal
  • 200 ml de agua
  • 12 gr de levadura de cerveza

 

 

 

 

RECETA

 

Es fácil de preparar y delicioso para comer, el gnocco fritto es perfecto como aperitivo o para una cena con amigos, así que puede disfrutar comiendo ingredientes de calidad ¡sin necesidad de utilizar platos ni cubiertos!

 

 

PREPARACIÓN

 

En primer lugar, desmenuce la levadura en un bol grande de cristal o de cerámica; añada la mitad del agua tibia y mezcle con los dedos, asegurándose de que la levadura se disuelva perfectamente. Añada dos cucharadas de harina a la mezcla y mezcle hasta obtener una masa muy fina. Cubra con un paño de cocina limpio y deje reposar durante 30 minutos para que la levadura trabaje tranquilamente.

 

A continuación, añada el resto de la harina y la manteca. Disuelva la sal en el agua restante y agréguela a la masa, mezclando a fondo. Cuando la masa es suave y elástica, forme una bola, póngala en el bol y tápela con plástico de cocina. Déjela reposar durante unas tres horas.

 

Cuando la masa del gnocco fritto ha triplicado su volumen, póngala sobre una superficie de trabajo y aplástela con un rodillo hasta conseguir una hoja delgada, de unos 3 mm de espesor. Corte formas de diamante, de alrededor de 8/10 centímetros de lado, quítelas de la masa y fríalas en abundante manteca de cerdo hasta que queden doradas y crujientes. Seque los gnocco fritto en papel absorbente de cocina y sirva calientes con jamón, salami y quesos blandos.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

Si usted prefiere un gnocco fritto más ligero, fría en aceite de oliva o vegetal. El sabor no cambiará perceptiblemente, y el resultado ¡será más esponjoso!