San Pellegrino Fruit Beverages

FRITTATA DE CEBOLLAS

 

Sólo unos pocos ingredientes simples y muy poco tiempo de cocción: la tortilla de cebollas, con su genuinidad, aún está allí arriba en el podio de los alimentos famosos amados en todo el mundo. He aquí la forma de preparar una tortilla de cebollas a la manera en que se hace en Italia.

 

ORÍGENES

 

La tortilla frittata es una preparación típicamente italiana, en algunos aspectos parecida a la tortilla francesa y a la tortilla de patatas. Pero la frittata tiene un carácter propio, y en Italia, en su versión más antigua es la realizada con las cebollas. La tortilla de cebollas es un plato típicamente "pobre", creado en las casas campesinas, donde los corrales de las gallinas estaban al lado de donde se cultivaban las cebollas blancas o doradas.

 

Por mucho tiempo la tortilla de cebollas fue la comida diaria principal de trabajadores y obreros, pero, como siempre sucede en los cuentos de hadas, por su delicia inigualable esta receta ha conquistado los paladares más delicados; no es casualidad que la frittata de cebollas se haya vuelto un auténtico clásico, servido en la misma forma en los carritos de comida a lo largo de las carreteras provinciales y en las mesas de los restaurantes más finos. 

INGREDIENTES

 

  • 3 cebollas blancas
  • 8 huevos
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

 

 

 

 

RECETA

 

Pocos ingredientes: huevos, cebolla, queso y no mucho más: eso es todo lo que se necesita para hacer la frittata, junto con un poco de pasión por la cocina y los sabores auténticos. Esta es la receta original de la auténtica frittata de cebollas italiana.

 

 

PREPARACIÓN

 

Pele las cebollas y córtelas finas. En una sartén grande, ponga un chorrito de aceite de oliva virgen extra, luego las cebollas y hágalas a fuego lento hasta que se ablanden. Mientras tanto, rompa los huevos en un bol, agregue la sal, la pimienta y el Parmigiano Reggiano rallado; mezcle todos los ingredientes juntos. Cuando las cebollas estén completamente ablandadas, agregue la mezcla de huevo y mézclelo todo junto, luego cubra la sartén y deje cocer la frittata durante unos 5 minutos. Dé la vuelta a la tortilla para cocinarla por el otro lado y, a continuación, retire de la sartén y ¡sirva!

 

 

DATOS INTERESANTES

 

La frittata de cebollas hasta es buena ¡fría! La tradición culinaria italiana también incorpora la frittata en otro gran clásico: el bocadillo panino di frittata. Sirva un trozo triangular de frittata entre dos rebanadas de pan crujiente, y sus invitados quedarán encantados.