San Pellegrino Fruit Beverages

CROSTINI CON AJO Y CREMA DE CANNELLINI

 

Los Crostini con ajo y crema de Cannellini son fáciles de preparar y, por su sencillez y características simples, son una tapa elegante para enriquecer un cóctel o un brunch con el sabor delicado e inolvidable de los productos de la tierra.

 

ORIGINES

 

Los Crostini con ajo y crema de Cannellini son una variante de la bruschetta, una popular tapa italiana para aperitivo, que tradicionalmente se acompaña con buenos vinos y deliciosos aperitivos.

 

En Italia la alubia Cannellino, blanca y tierna, se cultiva en Atina, una localidad de las colinas de la región Lacio. Esta pequeña alubia era el cultivo básico de las comidas campesinas, y tradicionalmente se sazonaba con aceite de oliva, sal y pimienta negra.

 

En la actualidad, gracias a su sabor delicado y su fácil preparación, este producto se ha convertido en uno de los legumbres más versátiles para preparar sopas y como guarnición de carne o pescado. 

INGREDIENTES

 

  • 200 gr de alubias Cannellini 
  • 8 rebanadas de pan casero
  • 1 rama de romero
  • 2 gajos de ajo
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra

 

 

RECETA

 

Una crema voluptuosa de Cannellini extendida sobre tostadas crujientes, con el fuerte aroma del ajo aportando un toque final a esta obra maestra culinaria. Los Crostini de crema de Cannellini y ajo son unos ¡pequeños bocaditos de sabor!

 

 

PREPARACIÓN

 

Eliminar el agua natural de las alubias y enjuagarlas bajo agua fría. Escurrir las alubias y ponerlas en un turmix junto con la rama de romero. Añadir una pizca de sal, un chorrito de zumo de limón y un poco de pimienta negra.

Mezclar las alubias y agregar el aceite de oliva para hacer una mezcla cremosa, ni demasiado gruesa ni demasiado fina. Tostar el pan por ambos lados. Frotar el ajo sobre la superficie de los crostini, por encima extender la crema de Cannellini y servir.

 

 

 

DATOS INTERESANTES

 

Después de la soja, las alubias son el segundo tipo de legumbres más consumido en todo el mundo. Por su textura harinosa, las alubias son perfectas para preparar cremas.