San Pellegrino Fruit Beverages

CIDRO

 

El cidro es uno de los cítricos pertenecientes a la categoría de los originarios, más específicamente representa la tercera especie que ha dado lugar a híbridos como la bergamota y el limón rugoso. Perteneciente a una especie muy antigua, parece que el cidro proceda de Asia y que fueron pueblos persas los que lo trajeron a Italia alrededor del siglo III a. C.

 

El fruto del cidro es redondo y su tamaño es mayor que él de una naranja, pero depende de la variedad. La piel del cidro es de color amarillo brillante, ligeramente más clara que la del limón. Exteriormente es rugoso o liso y su epicarpio es muy grueso. La pulpa constituye aproximadamente el 25% del fruto y su sabor es acídulo, con una ligera tendencia a amarguillo.

Precisamente por su sabor peculiar el cidro es perfecto para preparar tanto zumos dulces como en combinación con plazos salados.

 

El número de gajos del cidro puede variar entre un mínimo de 5 y un máximo de 12. En los gajos hay muy pocas semillas.

 

Significado cultural y religioso

 

El cidro es uno de los cítricos con más significados espirituales, y es un símbolo característico de la religión judaica. El cidro es el emblema del ritual del Agradecimiento del Sukkot, festividad que en tiempos antiguos duraba hasta 7 días, en que se daba gracias al Omnipotente por la fertilidad y el crecimiento de las plantas. El cidro también es el símbolo de la resistencia de los hebreos en los cuarenta años transcurridos en el desierto. Quizás ningún otro fruto como el cidro ha tenido tan amplia difusión en ámbito religioso. 

 

Cáscara confitada

 

Es famosa la producción de confitados por su piel especialmente gruesa. Sus perfumes cítricos hacen sí que sea también perfecto para extraer aceites esenciales utilizados en la industria de los cosméticos.