San Pellegrino Fruit Beverages

CALABACINES Y CEBOLLAS RELLENOS

 

Los calabacines y las cebollas rellenos son una verdadera obra maestra de la cocina italiana. Tan fáciles de preparar y sabrosos que seducen a quien los haga, los calabacines y las cebollas rellenos no pueden faltar en la comida del domingo de las familias italianas. Aquí está cómo hacerlos, para una comida atractiva y sabrosa.

 

ORÍGENES

 

Los calabacines y las cebollas rellenos son un plato tradicional italiano; tratándose de una técnica antigua, nadie conoce sobre seguro su historia y orígenes. En cada región de Italia, además de los calabacines y las cebollas, también se preparan otras verduras, utilizando la misma técnica, con relleno de tomates, pimientos y setas.

 

Pero los calabacines y las cebollas rellenos son los ingredientes destacados de esta receta y se rellenan con diferentes carnes y quesos. Su sencilla preparación sugiere que los calabacines y las cebollas rellenos son parte de una cocina antigua y "pobres"; utilizando restos de carne, huevos y queso, para una receta económica, rústica y muy sabrosa. 

INGREDIENTES

 

  • 8 calabacines 
  • 8 cebollas amarillas grandes
  • 50 g de mortadela picada
  • 350 g de carne picada (de cerdo/vacuno)
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 50 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 taza de vino blanco
  • Perejil picado

 

 

RECETA

 

Los calabacines y las cebollas rellenos se pueden preparar en una multitud de maneras, al horno o en los fogones; se pueden mejorar con salsa de tomate. Pero la receta clásica exige que los calabacines y las cebollas rellenos se hagan utilizando ingredientes rústicos y los restos de comidas: esto es lo que los hace indescriptiblemente buenos.

 

 

PREPARACIÓN

 

Lavar los calabacines y cortar los extremos. Cortar los calabacines por la mitad a lo largo y sacarles la pulpa con una cuchara. Hacerlo con cuidado, sin romper la piel, procurando no sacar toda la pulpa. Picar muy fina la pulpa quitada. Pelar las cebollas y sacar la parte interior. En una cacerola grande, ablandar el diente de ajo en aceite de oliva virgen extra; añadir la pulpa de calabacín y el interior de la cebolla, picados, y cocinar por 10-15 minutos. Añadir la carne y la mortadela picadas finas y dejar cocer durante otros 10 minutos, revolviendo continuamente.

 

Poner el contenido de la cacerola en un bol y dejar enfriar; a continuación, añadir el huevo, el parmesano rallado, el perejil picado, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Mezclar todos los ingredientes juntos y rellenar los calabacines y las cebollas con esta mezcla.

 

En una cacerola grande calentar un chorrito de aceite de oliva virgen extra, añadir los calabacines y las cebollas y dorarlos ligeramente, luego desglasar con el vino blanco. Cuando el vino está casi evaporado, añadir unas pocas cucharadas de agua y continuar la cocción de los calabacines y las cebollas con llama baja, cubiertos, por 10/15 minutos.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

Si le gusta más sabor, después de desglasar con el vino no añadir agua sino 300 g de salsa de tomate; sal y pimienta al gusto y cocinar por 20 minutos a fuego lento.