San Pellegrino Fruit Beverages

SUPPLÌ

 

Las supplì son unas pequeñas albóndigas crujientes de arroz, con en su centro mozzarella blandísima. Una tapa que también es una comida callejera muy italiana, que pocos conocen y muchos aprecian.

 

ORÍGENES

 

Como gran parte de los platos tradicionales italianos, también las supplì nacen como receta para recuperar ingredientes. Los ingredientes simples con que se preparan las supplì son pobres y muy baratos. En las familias campesinas la producción de cereales permitía disponer siempre de mucho arroz.

 

Para variar el sabor del clásico arroz hervido, las amas de casa lo mezclaban con salsa de tomate y lo freían después de rebozarlo en pan duro rallado. Con el tiempo, el tamaño y la función de las supplì se volvieron características determinantes para hacer de estas pequeñas bolitas de arroz, una comida callejera perfecta. Pasear entre la inmensidad de las opere de arte italianas con en la mano una supplì se ha vuelto un auténtico estilo de vida.

INGREDIENTES

 

  • 500 gr de arroz
  • 30 gr de mantequilla
  • 120 gr de Parmigiano Reggiano rallado
  • 1/2 cebolla
  • 150 gr de carne de buey picada
  • 400 gr de puré de tomate
  • 2 huevos
  • 1 litro de caldo de carne
  • 100 ml de vino blanco seco
  • 200 gr de mozzarella
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pan rallado
  • Aceite para freír

 

 

RECETA

 

Crujientes por fuera y blandas por dentro las supplì son perfectas para acompañar un fresco aperitivo o para enriquecer el brunch ¡a la manera italiana!

 

 

PREPARACIÓN

 

Picar la cebolla muy fina y sofreírla en una cacerola grande con poco aceite de oliva virgen extra. Añadir la carne picada y saltearla bien, luego añadir el vino blanco y dejarlo evaporar. Evaporado el vino añadir el puré de tomate y condimentar con sal y pimienta. Reducir la salsa de tomate, seguidamente añadir el arroz y mezclar bien.

Cocer el arroz añadiendo de vez en cuando el caldo de carne. Cuando el arroz esté en su punto, añadir la mantequilla y el Parmesano y mezclar bien. Añadir los huevos y amalgamar. Cuando el arroz se haya enfriado poner una cucharada en la palma de la mano, en el centro poner unos cubitos de mozzarella y tapar con más arroz, dándole la forma de una albóndiga. Pasar las supplì en el pan rallado y luego freírlas en aceite caliente hasta que queden crujientes y doradas. Escurrir las supplì sobre papel absorbente para fritos y servirlas bien calientes.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

En Italia, esta preparación en algunas zonas se la llama "supplì al teléfono". Cuando con las manos se abre en dos la supplì caliente, la mozzarella dentro hace un hilo por su consistencia y la alta temperatura de la fritura. Este hilo blanco evoca el hilo del teléfono de casa y de aquí este nombre de fantasía para esta receta ¡fantástica!