San Pellegrino Fruit Beverages

ACEITUNAS RELLENAS

 

Grandes aceitunas verdes jugosas rellenas de carne, hierbas y especias, envueltas en un blando rebozado de pan rallado para que el exterior sea deliciosamente crujiente. Las aceitunas rellenas son una de las comidas callejeras italianas más famosas y la receta es antigua y tradicional, apreciada en todo el país. Descubra cómo hacer aceitunas rellenas y deleitarse con el sabor de un ¡clásico italiano!

 

ORÍGENES

 

Las aceitunas rellenas en Italia también se llaman Olive All'Ascolana y se preparan en el sur del país para celebraciones locales. Los orígenes de las aceitunas rellenas se remontan al siglo XIX, cuando los cocineros llegaron a elaborar creaciones para la nobleza.

 

Para variar las recetas de carne, que abundaban en las familias ricas, los cocineros crearon este plato basado en las aceitunas, con carne picada, especias y hierbas.

 

Estas olivas se freían y servían calientes a la aristocracia, que apreció la receta hasta servirla en los banquetes de corte y en sus comidas privadas.

 

A medida que pasaron los años y aumentó la riqueza de la población, las aceitunas rellenas abatieron las barreras sociales y actualmente son un elemento imprescindible en las celebraciones en toda Italia. 

 

INGREDIENTES

 

  • 20 aceitunas grandes (en Italia se utiliza la variedad Tenera Ascolana)
  • 70 g de carne picada vacuna
  • 70 g de carne picada de cerdo
  • 1 zanahoria
  • 1 tallo de apio
  • 1 cebolla blanca pequeña
  • Nuez moscada
  • 2 clavos
  • Harina
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

 

 

RECETA

 

La receta de las aceitunas rellenas requiere destreza, precisión y paciencia. Mire cómo prepararlas para un entremés de un cóctel y para ¡sorprender a todos sus amigos! 

 

 

PREPARACIÓN

 

Deshuesar las aceitunas con un cuchillo haciendo una incisión espiral. Picar la carne y sofreírla en una sartén con el apio, la zanahoria y cebolla. Condimentar con sal y pimienta y un vaso de vino blanco.

 

Añadir unos clavos para resaltar el sabor de la carne. Cuando la carne esté cocida, escurrirla bien del líquido y dejarla enfriar. Llenar con la carne el hueco de las aceitunas, presionando suavemente con las manos.

 

Pasar las aceitunas por la harina, luego por el huevo batido y seguidamente por el pan rallado. Freír las aceitunas rellenas en abundante aceite de oliva bien caliente hasta que queden crujientes y doradas.  

 

 

DATOS INTERESANTES

 

En algunos casos, las aceitunas rellenas se enriquecen con ralladura de limón y acompañan platos de carne. Su ligero sabor cítrico encaja bien con el sabor más resuelto del frito.