San Pellegrino Fruit Beverages

PINZIMONIO

 

El Pinzimonio es una preparación típica italiana, un auténtico ritual para poner en la mesa verduras crudas fresquísimas, que se mojan en una emulsión de aceite, zumo de limón, sal y pimienta. Se trata de un plato muy simple que constituye un pilar de la cocina italiana.  

 

Orígenes

 

Por lo que parece los orígenes del Pinzimonio son muy antiguos, remontándose a la época renacentista. Parece que el Pinzimonio debutó en los banquetes de los ricos señores, entrando principalmente como decoración de los platos más prestigiosos.

 

Con el tiempo se aprendió que las verduras, además de aportar color a la mesa puesta, también eran excelentes acompañadas con una salsa a base de aceite y limón y que eran perfectas para restablecer el equilibrio de sabores entre un plato y otro.  

INGREDIENTES

 

  • 2 zanahorias
  • 2 calabacines
  • 1 tronquito de apio
  • 1 cebolla roja
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta

 

 

Receta

 

El Pinzimonio es fácil de preparar pues no prevé ninguna cocción. Pero es necesario cortar las verduras de forma regular, también para tener una armonía visual, que es una característica peculiar de esta preparación. Dependiendo de la temporada para preparar el Pinzimonio se podrán utilizar verduras diferentes cada mes del año, añadiendo todas las verduras que se pueden comer crudas.

 

 

Preparación

 

Lavar bien las verduras, cortar las puntas de los calabacines, pelar las zanahorias y cortarla a bastoncitos. Lavar el apio, quitar las fibras externas con un pelapatatas y cortarlo en tiras.

Pelar las cebollas y cortarlas a trozos. Poner las verduras en un bol prestando atención a las combinaciones cromáticas. Preparar una emulsión mezclando aceite de oliva virgen extra, zumo de limón, sal y pimienta. Servir el Pinzimonio al principio o al final de la comida.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

Para que las verduras sean más crujientes, después de lavarlas y cortarlas, sumergirlas unos minutos en un recipiente con agua fría y hielo, seguidamente escurrirlas y secarlas con papel absorbente de cocina y servir.