San Pellegrino Fruit Beverages

CARCIOFI ALLA ROMANA

 

Carciofi alla Romana, las alcachofas a la romana, son una receta de Roma, clásica y al mismo tiempo sencilla, con la que se rellenan las alcachofas con hierbas fragantes y seguidamente se estofan. El resultado son alcachofas muy tiernas y sabrosas que cambiará para siempre tu opinión sobre esta hortaliza a menudo intimidante. En unos pocos pasos y con solo un puñado de ingredientes, puedes crear Carciofi alla Romana, que traerán un poco de Roma a cualquier reunión alegre.

 

ORÍGENES

 

Las alcachofas son hortalizas muy populares en la cocina italiana, y más aún en la región del Lacio. Carciofi alla Romana es uno de los dos platos de alcachofas más representativo de esta parte de Italia. Las alcachofas, en italiano "carciofi", son nativas de la zona Mediterránea, y se remonta al siglo XVI la primera mención de su uso en la cocina italiana.

 

La variedad romanesca, la que se utiliza en esta receta y que es muy redonda, es la variedad de alcachofa más habitual en la cocina italiana. Puedes encontrar estas maravillosas alcachofas en los mercados de Italia a partir del fresco noviembre y hasta principios de la primavera, en abril. Durante estos meses en muchísimos restaurantes y hogares en todas partes de Italia se utiliza esta delicada hortaliza en platos como la pizza, frita o cocida y conservada en aceite.

 

INGREDIENTES

 

  • 4 alcachofas, con las puntas cortadas hasta casi la mitad y sin las gruesas hojas exteriores
  • medio limón
  • 250 ml de agua, más la que sirva para remojar las alcachofas
  • 1 cucharada de perejil fresco, picado
  • 3 cucharadas de menta fresca, picada
  • 1 diente de ajo, picado finamente
  • 2 cucharadas de pan rallado (opcional)
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta a gusto de cada uno

 

 

RECETA

 

Este es un plato de alcachofas muy popular y es fácil de preparar, una vez superado el paso de preparar las alcachofas. Utiliza alcachofas de la variedad romanesca si consigues encontrarla, ya que es la variedad de alcachofas preferida para preparar muchos platos italianos, debido a su excelente sabor. Preparar las alcachofas puede tomar algún tiempo, pero recompensa. Haz estos pasos, y será un camino de rosas disfrutar este plato.

Escoge una cacerola honda con un diámetro que permita poner las cuatro alcachofas ajustadas entre ellas para cocerlas adecuadamente.

 

 

PREPARACIÓN

 

Exprime el zumo de medio limón en un bol con agua y pon las alcachofas, remojándolas bien y dejándolas en el bol mientras preparas la mezcla de hierbas. De esta forma evitarás que las alcachofas pierdan color, como sucede al dejarlas expuestas al aire.

En un tazón pequeño, junta el perejil, la menta, el ajo, el pan rallado, una pizca de sal y un poco de pimienta molida. Escurre bien las alcachofas, una por una, eliminando el exceso de agua. Abre bien las alcachofas y rellena el centro de cada alcachofa con la mezcla de hierbas.

En una cacerola profunda, de tamaño mediano, pon las alcachofas con la parte cortada plana boca abajo, distribuyéndolas pegadas una a otra, de modo que los tallos queden hacia arriba. Vierte el aceite, y seguidamente agrega el agua. Sazona con sal y pimienta, a gusto de cada uno. Tapa la cacerola y cuece durante unos 30 minutos o hasta que las alcachofas estén tiernas. Sírvelas calientes o a temperatura ambiente.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

Los Carciofi alla Romana va de la mano con los Carciofi alla Giudia, como los dos platos de alcachofas más famosos de la cocina romana. Carciofi alla Giudia, literalmente quiere decir al cachofas "al estilo judío', y es un plato de alcachofas de la cocina romana-judía, originario del barrio judío de Roma del siglo XVI. En este plato, las alcachofas se aplanan y fríen en aceite. Considerando que el aceite era un producto caro en aquellos días, este plato se conoce como la versión 'rica' de las alcachofas. Por su parte los Carciofi alla Romana, con sus ingredientes comunes de cada día, se conocían como ¡las 'alcachofas de los pobres'!