San Pellegrino Fruit Beverages

AZAHAR

Además que por sus frutos, los cítricos también son famosos por sus flores maravillosas que se llaman Azahar, Zagara en italiano. La palabra es la unión de dos palabras de origen árabe, Zahara, que quiere decir resplandeciente de una luz cándida, y Zahr, que literalmente quiere decir flor.

 

Las flores de los cítricos cambian dependiendo de la especie y por esto el Azahar se refiere propiamente a las flores de limón, naranja amarga y naranja dulce. El azahar se caracteriza por tener 5 pétalos sumamente blancos y en el lenguaje de las flores representa pureza y fertilidad. Por este motivo las flores del naranjo se utilizan a menudo en las decoraciones florales de las bodas, como símbolo de buen auspicio para la nueva pareja que se está juntando.

 

El azahar en la literatura y en el arte 

 

La palabra italiana Zagara no se conocía demasiado fuera de Sicilia hasta cuando el grande poeta Gabriele D'Annunzio la utilizó en sus obras volviéndose de uso común en el idioma italiano. Gabriele D'Annunzio, escritor y poeta italiano de fama internacional, fue uno de los máximos exponentes del decadentismo europeo. Fue un punto de referencia para las tendencias literarias de su época y en el Nocturno escribió"Está la zagara. Es el nombre árabe que la Sicilia saracena da a la flor del naranjo. La aprendí, de chico, en mi orilla, del grumete de una goleta. Tanto me gusta que si la nombro, siento el perfume. Está la zagara de invernadero: un grupo de hojas que al toque suenan, y en medio los brotes duros. Los siento uno por uno. Algunos están cerrados, algunos están partidos, algunos están medio abiertos."

 

Pero abundan los textos literarios con referencias poéticas al azahar. En la famosísima novela de Gustave Flaubert, Madame Bovary, el ramo de novia de la elegante protagonista, era de cándidas flores de naranjo en su máximo esplendor. El famoso escritor Guy de Maupassant, visitó Palermo en la segunda mitad del siglo XIX y su descripción del perfume de las flores de naranjo es tan profunda que da perfectamente la idea de la intensidad de esta fragancia. Escribe, "Viaje a Sicilia": "Un aliento continuo viene del bosque perfumado, un aliento que embriaga la mente... Ese olor que de golpe os envuelve, que funde la suave sensación de los perfumes con la dicha artística de la mente, por unos instantes os zambulle en un bienestar del pensamiento y del cuerpo que roza la felicidad".

Pero el azahar no figura solo en las opere literarias, también en ámbito pictórico. En la Primavera de Botticelli, el pintor retrata toda la pura belleza de su Venus rodeada por las otras divinidades entre naranjos en flor. No es casualidad que las flores de naranjo brotan precisamente en esta temporada. Los naranjos presentes detrás de las divinidades representadas en esta obra de majestuosa belleza, son considerados símbolo de matrimonio ya que se pensaba que fuesen naranjas los frutos de oro ofrecidos por las Hespérides en ocasión del matrimonio de Júpiter y Juno.

 

¿Qué aspecto tiene el azahar? 

 

Los pétalos de azahar, por su perfume dulce y embriagador con notas claramente cítricas, se utiliza en cosmética para producir aceites esenciales, utilizados para perfumar ambientes, y cremas para la belleza y el cuidado del cuerpo. Las flores de naranjo amargo se destilan y utilizan para producir el aceite esencial de neroli, conocido por sus propiedades calmantes, reequilibradoras y regeneradoras.

 

El azahar tiene 5 sépalos unidos al pedúnculo (pétalos verdes que hospedan el cáliz) y 5 pétalos libres que forman la corola. Dentro de la colora están los estigmas, en un número que va de 20 a 30, en cuyas puntas se pueden notar las anteras cuadriloculares, es decir los botones que contienen el preciado polen de color amarillo brillante parecido al oro.

 

Precisamente por la gran variedad de especies de cítricos, hay azahares de diferentes formas: naranjo amargo y pomelo tienen las flores más grandes, luego vienen las de naranjo dulce, limón y mandarina. En la mayoría de las variedades las flores caen en la fase inicial del desarrollo del fruto, mientras que en la bergamota la flor queda hasta la completa maduración. 

 

Muchas variedades de cítricos florecen abundantemente con auténticos ciclos de inflorescencia que se concentran mayormente en aquél primaveral. En algunas especies, con 100.000-200.000 flores por planta, solo un 1-2% de ellas completan el ciclo de fructificación dando lugar al fruto.