San Pellegrino Fruit Beverages

ANCHOAS FRITAS CON SALVIA

 

Un rebozado crujiente que estalla en la boca con una sabrosa explosión de sabores que une los sabores firmes de la tierra con los del mar.

La receta de fritura de anchoas y salvia es perfecta para los cócteles veraniegos en las costas italianas y seducir a los amantes de la comida con un número mínimo de ingredientes. Una receta sencilla y rápida ¡incomparable en la categoría de la comida callejera!

 

ORIGINES

 

Un viejo proverbio italiano afirma que "Adonde fueres haz lo que vieres", que significa que cada región tiene sus propias tradiciones, historia, costumbres y comida. Cada pueblo italiano se enorgullece de sus propios productos, recetas tradicionales preservadas y respetadas cuidadosamente. Los orígenes de esta receta son inciertos y las versiones son diferentes dependiendo de la región.

 

La salvia es una hierba aromática gruesa y porosa perteneciente a la familia de la menta y el tomillo. Por su fragancia única es ideal para aderezar platos de carne y de pescado. Las hojas de salvia también tienen innumerables propiedades terapéuticas incluyendo principios activos digestivos y antiinflamatorios.

 

Las anchoas son conocidas como las reinas del pescado graso del Mar Mediterráneo y se consideran un pescado pobre, muy abundante en el sur de Italia, con un sabor rico y numerosas propiedades nutricionales. 

INGREDIENTES

 

  • 10 hojas grandes de salvia fresca
  • 10 anchoas frescas
  • 1 clara de huevo
  • 100 gr de harina
  • 120 ml de agua con gas muy fría
  • Aceite de semillas
  • Sal

 

 

 

RECETA

 

La receta de las anchoas fritas con salvia es rápida y fácil. Un aperitivo perfecto para las cenas en casa, ¡sorprenderá a sus invitados! El secreto para hacer esta receta es utilizar aceite muy caliente para que el plato ¡sea lo más crujiente posible! 

 

 

PREPARACIÓN

 

Mezclar el agua con gas y la harina en un bol grande. No se preocupe si la masa para rebozar es grumosa, porque durante el proceso de fritura profunda estas protuberancias se convertirán en deliciosas burbujas crujientes. Dejar reposar la masa en la nevera y mientras tanto batir la clara de huevo a punto de nieve.

Limpiar las anchoas y cortar cabeza e intestino, y apoyar las anchoas sobre papel de cocina.

Después de dejar la masa reposar por 30 minutos, retirarla de la nevera y agregar el huevo, con movimientos lentos de arriba hacia abajo para evitar deshacer la espuma del huevo.

Calentar el aceite de semillas en una cacerola. Sumergir las hojas de salvia en la masa de rebozado, una a una, y raspar todo rastro de masa de la pared del bol, a continuación, freír las hojas en el aceite durante unos instantes hasta que el rebozado sea muy crujiente y tenga un bonito color dorado. Hacer lo mismo con las anchoas. Escurrir el aceite de las hojas de salvia y de las anchoas y servir inmediatamente en cucuruchos de papel con una pizca de sal.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

El agua con gas helada es útil para preparar la masa de rebozado ya que contrasta con el aceite hirviendo y el resultado es un alimento más crujiente. Si se quiere un sabor más intenso, en lugar de agua con gas se puede utilizar cerveza muy fría.