San Pellegrino Fruit Beverages

ALBÓNDIGAS

 

Albóndigas clásicas italianas – polpette – no pueden faltar en ningún repertorio gastronómico. Una delicia popular italiana, ya sea como plato principal, aperitivo o para comer en los puestos callejeros en conos de papel, las polpette representan un plato del que cada familia italiana dice tener su propia receta secreta.     

Y, a pesar de la dificultad de convencer a un italiano para que prepare una receta diferente a la de las albóndigas clásicas de la nonna, podríamos convencerte con esta versión de polpette con mortadela, salchichas y un toque de hierbas aromáticas. ¡Solo deberás preocuparte por quién se disputará la última!

 

ORÍGENES 

 

Polpette o albóndigas, se encuentran en la cocina de muchos países del mundo e Italia no es la excepción.   Los orígenes precisos de las polpette en Italia aún no son claros, aunque sabemos por los archivos históricos que datan del periodo romano, cuando el acto de comer se realizaba tumbado (comer sentado en sillas no fue común hasta la Edad Media).

 

Se incluye también una receta de polpette en el libro de cocina monumental ‘Opera dell’Arte del Cucinare’ del famoso chef italiano del Renacimiento Bartolomeo Scappi, publicado por primera vez en 1570.

 

Scappi, quien escribió aproximadamente 1000 recetas de la cocina renacentista, describió una polpette mucho más refinada y sabrosa preparada con el corte más delicado de ternera, hinojo, manteca de cerdo, vinagre, canela y perejil.

INGREDIENTES

 

Para preparar 30 albóndigas

 

  • 50 g pan duro, en trozos pequeños
  • 100 ml leche
  • 200 g salchicha de res (salsiccia)
  • 200 g cerdo picado
  • 300 g ternera picado
  • 100 g mortadela, cortada en cubitos
  • 3 huevos, ligeramente batidos
  • 50 g Parmigiano Reggiano
  • Perejil picado fino
  • Una pizca de nuez moscada
  • 1 ramita de romero, cortado fino
  • 200 g pan rallado
  • 150 g harina
  • 500 ml aceite para freír
  • Pimienta negra
  • Sal

 

 

RECETA

 

La preparación de polpette es un proceso que se puede realizar de mil maneras diferentes debido a los ingredientes o por la forma de preparación.

La receta a continuación es solo una de las maneras en las que se puede preparar. El pan remojado en leche es un toque italiano típico que mantiene las polpette húmedas. 

El hecho de que haya tantas variaciones de la receta demuestra su adaptación y flexibilidad, por eso no debe ser una causa de preocupación disponer de los ingredientes exactos de la receta. 

Cualquiera de las carnes puede ser sustituida según el gusto, y la mortadela es el toque perfecto para acentuar más el sabor, pero por supuesto, se puede omitir si es difícil encontrarla en el mercado local.

Si hay otros quesos disponibles, se puede experimentar- el queso provola o pecorino quedan muy bien en la receta.   

Polpette son deliciosas incluso frías, y es una fantástico tapa o tentempié para compartir con amigos.  Completa tu aperitivo con focaccia de queso y rollos de berenjena y disfruta del tiempo compartido con tus seres queridos.

 

 

PREPARACIÓN 

 

Remojar los trozos de pan duro en leche por aprox. 10 minutos.   Mientras tanto, preparar la mezcla de polpette en un recipiente grande añadiendo todos los ingredientes menos los huevos, el pan rallado y el aceite.       

Apretar el pan para escurrir la leche (que no se usará) y agregar el pan a la mezcla.    

Unir bien– mejor con las manos.  Dejar que la mezcla de polpette descanse por unos minutos

Formar pequeñas bolitas de polpette amasando la mezcla en las palmas de las manos.

Pasar la polpette por la harina para darle una cobertura uniforme, luego por huevo y por último por el pan rallado.  Repetir con todas las polpette.  Aplastarlas ligeramente.    

Calentar el aceite en una sartén grande, y cuando esté caliente, con cuidado freír las polpette hasta que estén doradas, dándoles la vuelta a mitad de cocción.    

Este paso puede llevar hasta 10 minutos.  Freír pocas albóndigas a la vez.

 

 

DATOS INTERESANTES

 

¿Alguien quiere espaguetis con albóndigas?  Una montaña de espaguetis bañados en salsa marinara, con deliciosas albóndigas o polpette; podría fácilmente rememorar momentos del pasado a alguien que creció en Estados Unidos, pero esto es poco probable en Italia.             

Esto se debe a que los espaguetis con albóndigas es un plato italiano-estadounidense creado por los italianos que se radicaron en Estados Unidos – en particular, en la ciudad de Nueva York, a los principios del siglo 20.        

Cuando se mudaron, llevaron la interesante cultura gastronómica y adaptaron muchos platos a la disponibilidad y preferencia local.  ¡A ellos le debemos la creación de este plato icónico!